Proptech capítulo 3: Big Data en el sector inmobiliario

Continuando con nuestra serie de artículos Proptech, queremos presentarte una guía para entiendas cómo aplicar los beneficios del Big Data en el sector de la industria inmobiliaria.

¿Qué es el Big Data?

El Big Data es una estrategia digital que ha dado mucho de qué hablar en la última década, pues sabemos que la información es el petróleo del siglo XXI, y por esta razón ha crecido como estrategia en todas las industrias, para mejorar procesos comerciales, políticos y económicos a gran escala.

Pero ¿de qué se trata particularmente esta estrategia y por qué ha generado tanto impacto?

El Big Data permite recopilar, almacenar, tratar y analizar las enormes cantidades de datos que arroja cualquier transacción o actividad en la red, con el fin de encontrar patrones, y obtener una visión completa de la oferta y demanda, además de los consumidores y compradores en cualquier tipo de mercado digital.

Sin embargo, este análisis no se realiza sobre cualquier dato al azar, es por esto que es necesario que los datos estén organizados de tal manera que tengan valor para nuestras búsquedas, investigaciones y decisiones como constructora. 

¡Te invitamos a conocer cómo funciona el Big Data y sus alcances en el sector inmobiliario!

¿Cuáles son las principales aplicaciones del Big Data en el sector inmobiliario?

Como hemos mencionado anteriormente, el Big Data es una herramienta que aplica principalmente en tres campos:

  1. El conocimiento de tus clientes
  2. Planeación y aplicación de nuevas estrategias 
  3. La toma de decisiones 

Gracias a que el Big Data nos ayuda a procesar datos sobre todo el entorno urbano de los inmuebles y proyectos, es una herramienta muy valiosa a la hora de tomar decisiones sobre nuestras futuras inversiones, mejorar nuestros estudios de mercado y la forma de acercarnos a nuestros clientes potenciales.

Sin embargo, en un mundo donde las fake news son cada vez más comunes, y se han buscado más recursos para manipular la información existente que para analizarla, es importante tener en cuenta las fuentes de información a las cuales acudimos para tener un proceso transparente.

Por lo general, las aplicaciones más confiables que usan el Big Data, cuentan con respaldo de información de entes públicos, consultoras, otras inmobiliarias, profesionales del sector, y realizan sus propias investigaciones, lo cual, además de arrojar datos transparentes, asegura tener datos exactos, fiables e inmediatos, a la hora de tomar cualquier decisión de inversión. 

La NAR (National Association of Realtors) ha tenido como objetivo el establecimiento de un código ético en Estados Unidos para el manejo de la información inmobiliaria digital y su análisis, enfocándose en técnicas cualitativas y cuantitativas que les permitan conocer motivaciones y obstáculos tanto de vendedores como de compradores del sector inmobiliario.

Gracias a la recopilación e investigación de estos datos, lograr conocer de forma exhaustiva el comportamiento de su negocio. Para conocer más, puedes visitar la página web de la NAR.

El manejo de este tipo de información es tan relevante, y amerita tanto prestigio, que la NAR y el Gobierno Federal Norteamericano toma en cuenta sus estudios para gestionar su políticas del sector financiero y de vivienda.

Así, podemos afirmar que las marcas que tienen mayor posibilidad de crecer en el mundo de la industria digital, invierten en recopilar y analizar información acerca de sus clientes potenciales y de la experiencia que han tenido sus compradores con su marca.

¡Queremos mostrarte algunos ejemplos de aplicación del Big Data a estos tres grandes campos para que puedas aprovecharlos en tu constructora lo más pronto posible! 

1. Estudios predictivos para la toma de decisiones con el Big Data

En el terreno inmobiliario, el Big Data es una poderosa herramienta para la toma de decisiones.

Analizar datos de forma masiva es la clave para predecir y planificar nuevos proyectos y estrategias y aplica en diversos procesos:

La planificación estratégica de ciudades, y en el sector de la construcción, y la optimización del uso de espacio y recursos. 

El sector inmobiliario tiene una ventaja frente a este tipo de estudios predictivos y es que sus productos son relativamente sencillos de contabilizar, gracias a dos factores principales como lo son los consumidores, y el precio o valor del mercado, los cuales se resumen en datos como:

  • Precio medio del metro cuadrado de la zona
  • Materiales de construcción
  • Impacto de las campañas de marketing anteriores
  • Clientes potenciales en la zona
  • Datos demográficos y socioeconómicos de los posibles clientes
  • Datos demográficos y socioeconómicos de los habitantes de la zona
  • Servicios públicos en la zona

Queremos reiterar que lo más importante de estos datos no está en su obtención, sino su ordenamiento efectivo para los propósitos de nuestra empresa. 

Por ejemplo, de los clientes se pueden obtener datos personales como número de hijos, familiares y gastos a cargo, intereses personales, entre otros, que, ordenados de forma adecuada, nos pueden dar indicios de sus intenciones de compra.

En cuanto a la predictibilidad, los últimos años se ha avanzado en distintos software capaces de predecir qué propietarios tienen más probabilidades de vender o comprar una casa nueva en los próximos meses, y arrojar detalles de contacto para poder focalizar acciones comerciales directas en clientes potencialmente mejor calificados.

Otros, se enfocan en conocer cuánto tiempo tarda la venta de un inmueble, y su valor estimado, para hacer más asertiva la búsqueda y la fijación de un valor de tus propiedades.

En la batalla por la información personal, existen además algunas webs ocultas que recogen información cuando detectan posibles vendedores o compradores, y venden contactos de personas que se han interesado por contactar hipotecas en bancos, entre otros.

2. Control de obra

Actualmente se ha avanzado en la creación de software para el control de obras, que sea fácilmente accesible y en tiempo real. Tomando datos sobre el terreno para llevar un seguimiento detallado del y detectar tendencias en otras obras. 

Gracias a estos datos que pueden convertirse fácilmente en información de valor de la obra, se avanza en temas de la huella digital que puedes dejar como constructor con tus proyectos.

Existen, además, portafolios de monitoreo que dan respuesta a las necesidades de todos los actores del sector de la construcción, los promotores, inversores, gestores y hasta a las entidades públicas, que tienen como base la simulación de escenarios, el análisis predictivo de los avances de la obra, y el control que se pueda ejercer sobre la misma.

El Big Data en la construcción es una herramienta que permite recuperar información precisa, para verificar de forma más rápida y eficaz que las medias del terreno y los materiales utilizados se aprovechen de la mejor forma.

Permite ordenar una gran cantidad de información de proyectos como fotos, vídeos, correos electrónicos, entre otros, y tenerlos disponibles 24/7 para su consulta.

3. Área de ventas

En el área de ventas es posible aprovechar el big data para perfilar de una manera exacta los futuros compradores, de tal manera que los asesores inmobiliarios puedan adelantarse a la competencia y abordar un comprador comercial con una oferta que no podrá rechazar, debido a que es una oferta hecha a su medida y construida según su información.

Este tipo de procesos no solo van a ahorrar recursos económicos, sino también recursos temporales, mejorando tanto la agilidad como la efectividad en las ventas de inmuebles y servicios.

Existen plataformas online como Wasi, que son un apoyo para la gerencia de tus proyectos y ofrecen un mapa en tiempo real del mercado inmobiliario donde encuentras información actualizada y automática sobre:  

  • Ranking de los inmuebles más visitados.
  • Estadística de visitas y tiempo en el sitio Web en un periodo seleccionado.
  • Número y porcentaje de visitas por países.
  • Listado de las fuentes del tráfico al sitio Web.
  • Indicadores del mercado inmobiliario 

Y además, si quieres adaptarlo a tu compañía, te brinda información de la gestión interna, como por ejemplo el  reporte de las gestiones realizadas a clientes por los asesores, un reporte de actividades de los asesores, como el tipo y la cantidad de inmuebles vendidos y adicionalmente realiza el envío de reportes a los propietarios.

4. Área de marketing

En cuanto al marketing, en todo el sector comercial sabemos que el Big Data nos ayuda a generar estrategias de promoción y publicidad más específicas y de mayor impacto.

En el caso específico del marketing inmobiliario, gracias a los datos de potenciales clientes, la valoración que realizan compradores y vendedores de inmuebles, el análisis tanto de proyectos como de la zona en la cual se encuentran ubicados, nos permite seleccionar mejor las estrategias según el tipo de público al cual queremos llegar, y delimitar mejor nuestros recursos como empresa.

Metropoly es una plataforma que para aprovechar la ventaja del big data, integra toda la información del recorrido del cliente en un solo lugar. Esta cascada de información después de recopilada es procesada para definir la mejor estrategia de marketing.

Para esto se usan herramientas que incluyen análisis con inteligencia artificial y machine learning de los datos registrados por los usuarios permitiendo hacer marketing dirigido al segmento de clientes que potencialmente están más interesados en un proyecto en específico.

Además de lo anterior, es posible recabar información acerca de las preferencias del mercado tales como áreas requeridas, ubicación preferida, tipo de proyecto, zonas sociales, comunidades, formas de pago etc. Esta información es de gran utilidad para la identificación de nuevos nichos de mercado, nuevos demográficos, necesidades insatisfechas y también se puede convertir en el punto de arranque para el desarrollo de proyectos basado en datos.

5. Área de servicio al cliente

Para el caso del servicio al cliente, en las opiniones de tus visitantes y compradores existe mucha información de valor para el crecimiento de tu constructora, lo que te permite realizar una asesoría personalizada y oportuna, facilitar la fidelización y sobre todo, la satisfacción de tus compradores. 

El Big Data permite tener una visión de las interacciones que han tenido asesores y clientes, sus reclamos, solicitudes y tiempos de respuesta a las mismas de tal manera que se puedan hacer seguimientos oportunos.

Si al Big Data le sumamos un poco de inteligencia artificial, llegamos al punto en el que, basado en un historial de conversaciones, un robot de servicio al cliente puede responder cualquier inquietud que sea realizada por una persona.

Algoritmos de reconocimiento de lenguaje usan la información contenida en un repositorio de Big Data para aprender cómo responder a las solicitudes de los usuarios; incluso Google y otras marcas buscan traducir en tiempo real las conversaciones entre personas o empresas.

¡Te invitamos a conocer más del universo Proptech en nuestro blog!

No te quedes con el conocimiento. Compártelo!

Share on whatsapp
Share on twitter
Share on email
Share on linkedin
Share on facebook

Deja una respuesta

Obtén acceso inmediato a artículos, videos, guías, podcast, descargas y más herramientas en torno a la innovación y la estrategia en el desarrollo  inmobiliario que te ayudarán a dominar la industria inmobiliaria.

Regístrate gratis y obtén acceso de por vida.

Lee más artículos interesantes

Marketing Inmobiliario

Vivienda Wellness en Colombia

¿De dónde nace el concepto Wellness? El concepto Wellness o Bienestar empezó a desarrollarse en oficias y distintos ambientes de trabajo a raíz de los crecientes casos de estrés laboral,

Leer màs »